Gestion instalaciones deportivas

Eres miembro Entrar separador Nuevo Registrarse
Síguenos Twitter Facebook Google plus LinkedIn

REINVENTANDO AL DIRECTOR FINANCIERO

1 de junio de 2013

 

Jeremy Hope da una conferencia magistral para el grupo HSM en el que plantea un nuevo modelo de Dirección Financiera mucho más cercana a la situación compleja que vive el mercado español.

Por: Felipe R. Gauna Licenciado en CC.EE. Empresariales Profesor Master Gestión Instalaciones Deportivas INEF Madrid

Jeremy Hope es el autor de varios libros donde se plantean cambios sustanciales en la forma de operar y gestionar las finanzas en las empresas. En esta Ocasión el título de la conferencia coincide con uno de sus títulos más famosos (Reinventing The CFO) El leitmotiv que le sirve de guía es siempre el mismo, cambiar el rol que habitualmente se le da a las finanzas en las empresas. Pasar de ser un mero recolector de datos y analista de los mismos a posteriori , a ser un socio de toda la organización.

El comienzo de la conferencia no se diferenció mucho de cualquier otra charla sobre gestión empresarial,  que se haga en estos tiempos de crisis, quizás al ser un tema financiero, con algo más de sentimiento de culpa. Y se planteó las preguntas que casi todos nos hacemos:

                ¿Cómo salir de esta crisis?

                ¿Por qué no la vimos venir?

                ¿Por qué no reaccionamos más rápido?

Quizás las respuestas a estas peguntas las encontremos en su libro y en su exposición. Al menos en uno de los principales valores que él maneja, que es la transparencia.

La propuesta de Jeremy Hope para la gestión de las finanzas no viene de seguir haciendo lo mismo, no es cuestión de mejorar aquí y allí en un determinado porcentaje . Su propuesta pasa por revolucionar el mundo de las finanzas, que es un mundo muy condicionado desde fuera, por las diferentes normativas que existen y que debe respetar. Y también desde dentro de las organizaciones. Sin embargo existe mucha “grasa” (el concepto inglés de “lean”, quiere decir “sin grasa”, y en este sentido lo usará en reiteradas ocasiones, trasladando el conocido enfoque de “Lean Manufacturing ” a las finanzas) que no añade valor a la gestión empresarial. Y este es el gran objetivo de las finanzas como socio indispensable de cualquier negocio. Se plantea un modelo que elimina funciones que entiende superfluas.

Las palancas del cambio del nuevo modelo pasan, como en toda revolución, por un cambio radical de paradigmas.

                DESCENTRALIZAR: tanto la toma de decisiones, como la planificación, etc. Lo que nos dará una organización más ágil.

                SIMPLIFICAR: reduciendo niveles en la organización (máximo 3 niveles en la línea entre el cliente y el top management ) eliminando complejidad contable, suprimiendo análisis de alto nivel, disminuyendo el número de indicadores clave (KPI’s )

                LIBERTAD: autonomía, pasar del control a la responsabilidad, a la auto exigencia. El control nos lo va a dar la transparencia.

                TRANSPARENCIA: el conocimiento por parte de todos de las normas y sobretodo de lo que esté ocurriendo evitará los desmanes, pero lo más importante es que se va a convertir en una gran herramienta de motivación por comparación.

                COMPROMISO: todo este entramado se arma con la ligación del compromiso por parte de todos.

En este nuevo contexto las finanzas necesitan estar más metidas en el negocio debe pasar del registro de datos y del análisis de los detalles sin, a penas, valor añadido, a hacer posible la mejora de procesos de negocio, a ser un asesor de la estrategia.

La empresa se debe convertir en varias empresas cada una con su propia cuenta de resultados su toma de decisiones, su propio presupuesto, etc.

Para ello las finanzas deben dejar de ser una herramienta de control, debe compartir su conocimiento (no usarlo como una ventaja frente a los otros) ayudar a los gestores a usar las herramientas existentes, desarrollar sus habilidades sociales (inteligencia emocional)

Preparar la organización para ser flexible, mejor que invertir muchos recursos en predecir el futuro (que ahora es especialmente incierto y volátil) es facilitar a la empresa los recursos necesarios para competir en un mundo tan cambiante, donde las empresas de electricidad venden gas; las lácteas, refrescos y los gimnasios, salud. Cuanto más tardemos en responder a los cambios exteriores mayor será el impacto que tengan en nuestra cuenta de resultados.

El presupuesto, que es otro de los mitos que derriba (tiene otro libro que se titula “Más allá del presupuesto”) no favorece esta forma de entender la empresa y la gestión empresarial. Se construye con holgura , no se altera con la realidad y siempre se gasta en su integridad. Para su modelo de empresa lo que sugiere son OBJETIVOS (con mayúsculas) aspiraciones, no simples incrementos respecto del año anterior, planificación continua (no una vez al año) en un círculo que se retroalimenta con el día a día (previsión, acción, control y vuelta a empezar)

Al final como el objetivo es el mismo, mejorarla rentabilidad. Deberemosrevisar todos los desperdicios (otro término importado del “Lean” y que hace referencia a todos los gastos que no añaden valor al cliente) que generamos. Todos los costes inútiles. Pero él nos propone una reflexión desde una visión por procesos dela empresa. Losgastos los obtendremos de la evaluación de los generadores de ingreso y de coste (revenue y cost drives)

Los objetivos que se definan deben ser pocos y deben medir adecuadamente el éxito o fracaso de cada equipo (de cada mini empresa) además han de servir para remunerar a todo el mundo por igual. Como el sistema se basa en la transparencia todo el mundo sube contra quien compite.

Una idea en la que insiste mucho, y no por sabida es menos importante, es que no pensemos en la remuneración de los objetivos sólo desde el punto de vista crematístico. El reconocimiento es muchas veces una palanca más potente que el dinero y desde luego más barato.

Todo este cambio cultural no es fácil. Requiere tiempo, esfuerzo, pero sobre todo requiere convencimiento, mucho convencimiento. Si no se cree en esto no será posible ponerlo en marcha, se pondrán definir los procesos, los objetivos, etc. pero el sistema nunca llegará a funcionar.

Publicado por:

Comunicacion SPDG