Gestion instalaciones deportivas

Eres miembro Entrar separador Nuevo Registrarse
Síguenos Twitter Facebook Google plus LinkedIn

Coaching

31 de mayo de 2013

 

Por: Toni Brocal, ORTHOS

 Progresivamente, el término Coaching se ha hecho un hueco en la sociedad, tanto a nivel profesional en diferentes ámbitos (gestión, ventas, terapia, autoayuda, etc…) como en general para muchos ciudadanos que hoy asocian este anglicismo a alguna de sus múltiples aplicaciones.

 En realidad, el Coaching y por lo tanto el propio Coach (la persona que aplica esta manera de entender la comunicación) no son nuevos… han venido a ampliar las posibilidades de otros tipos de herramientas de comunicación, de ayuda, de gestión de los recursos, que ya existían. Lo realmente nuevo es que el Coaching presupone toda una serie de premisas que juntas llegan a configurar un nuevo paradigma. Este nuevo paradigma es lo que realmente hace del Coaching una herramienta potente.

 ¿A que paradigma nos referimos?

 Entendemos como paradigma a  un conjunto de valores y creencias que conforman una realidad concreta. Así pues, variando alguno de los componentes con los que el Coach trabaja (entorno, valores, creencias, misión, visón o identidad) todo a la vez se vuelve mucho mas generativo. Generativo de valor, de posibilidad, de clarificación de herramientas, etc… Es entonces cuando para una persona (cliente de entreno personal por ejemplo), un grupo de personas (una pareja, un equipo de trabajo) o un sistema entero (una empresa por ejemplo) surgen nuevas maneras, mucho más operativas y eficientes de afrontar la “realidad”, encontrando nuevas soluciones, dentro de este nuevo paradigma.

 ¿Que relación puede tener el Coaching con el ejercicio físico o la salud?

 Partiendo de la base de que la persona no acude solo con su cuerpo a nuestro centros deportivos, sino que en realidad tiene la misma importancia lo que siente, lo que para el o ella es importante en la vida, lo que es correcto, todo aquello que ha aprendido hasta el día que decidió entrar en nuestro Club, y aún más, con quien quiere compartirlo, donde quiere compartirlo y para qué… el dotar de herramientas de Coaching o directamente contratar Coach’s profesionales igual que hoy es normal encontrar entrenadores personales en un centro de fitness o wellness es normal. Quizá aún no en nuestro país, pero como muchas veces antes, es normal en los países mas avanzados en el negocio de la salud, de la imagen personal, del bienestar, pero también donde la vocación de servicio al cliente y finalmente de negocio (no al revés….) están muy claras.

 No es de extrañar pues que hoy en día en muchas formaciones de ventas, “retención” (que palabra tan controvertida en este caso), fidelización, gestión de equipos, entreno personal, etc… haya tantas herramientas (muchas veces sin saberlo) que provienen de la manera de entender el mundo de un Coach. Lastima que dichas aplicaciones sin el conociendo y la formación de base no tengan finalmente en muchos casos el alcance que debería.

 ¿Cómo llevar a la realidad de mi Club, de mi profesión, las herramientas de un Coach?

 Realmente, el como se llega a ser Coach o a tener buenas herramientas de coaching para nuestro trabajo es muy relativo. Es relativo a la propia experiencia vital del Coach, más una serie de formaciones que acompañen y sitúen dicha experiencia para poder aplicarse todo junto en la realidad. Así pues, hoy existen personas dedicadas a esto que provienen de la gestión de empresas y personas, de la venta o de diferentes tipos de terapias… evidentemente, esta base marca muchas veces también a que tipo de Coaching esta persona se acabara dedicando. Esto es: Coaching para ejecutivos, Coaching más terapéutico, Life Coaching, etc….

 En un Club de fitness o wellness, el que vamos a encontrar suele ser un Life Coach. Esta persona tiene habilidades que permiten trabajar con el cliente mejorando diferentes aspectos que condicionan su salud y su aspecto físico, la recuperación de lesiones o de situaciones en las que la persona no se encuentra a gusto y opta por ir a hacer ejercicio… Al tipo de trabajo que hace el Coach, se le suele denominar “intervención”, “acompañamiento” o “facilitación”. Consisten en entrar mediante el lenguaje (tanto verbal como no verbal) en la parte mas profunda de la consciencia del cliente (o coachee). Esto se hace mediante diferentes tipos de técnicas, muchas veces técnicas de Programación Neurolingüística, aunque no tiene porque ser así. Una de las premisas importantes de la PNL es precisamente que todas las soluciones se hallan en la persona o que debemos confiar en nuestro subconsciente…. El Coach, según esto, suele hacer que la persona tome consciencia de que punto de esa estructura profunda puede ser mas conveniente para generar un nuevo estado en el que sea posible recuperar un buen estado de forma, un peso deseado, manejar mejor situaciones estresantes, progresar en la vida diaria, alcanzar un objetivo, etc… Por ejemplo, es muy habitual trabajar con el cliente las CREENCIAS, aquello que para nosotros es cierto (hasta que deja de serlo…) y que nos hace hacer lo que siempre hemos hecho, con lo cual no hemos llegado a objetivos que pretendíamos y que necesitaban un comportamiento diferente.

 ¿Como crees tu que sería un Club en el que las personas que encontraras fueran capaces de tratarte a ti o a tus personas queridas de esta manera?, ¿Qué tipo de Club imaginas entonces?

 

 

 

Fuente: Toni Brocal, Orthos

Publicado por:

Comunicacion SPDG