Gestion instalaciones deportivas

Eres miembro Entrar separador Nuevo Registrarse
Síguenos Twitter Facebook Google plus LinkedIn

PLAN DE NEGOCIO

28 de febrero de 2007

Recientemente he conversado con una persona que está en proceso de crear una empresa. Tiene una idea clara, las ganas, la motivación, y el carácter emprendedor necesario para hacerlo.Durante la conversación, y mientras explicaba cómo veía el desarrollo de esta idea, observo que no ha documentado un plan de negocio. Simplemente no ha sentido la necesidad de hacerlo. Muchos negocios comienzan su andadura sin hacer este documento que es fundamental, y no sólo en el inicio. Cada vez que hay un proyecto de crecimiento importante o una diversificación en la actividad principal en un negocio ya establecido, tenemos que hacer nuestro plan de negocio. No vale solamente “tener la idea”, “saber que funciona”, o “estar convencido de ello”,. Debemos documentarlo, escribirlo, de esta manera lo tendremos presente y lo podremos releer cada vez que sea necesario, y lo será. ¿Cuándo lo será? Para el empresario. En el inicio de la actividad le permite estudiar todas las variables que afectan a su empresa. Siguiendo la metodología del plan de negocio no se quedará en el aire ninguna de estas variables, alguna da las cuales se “pasarían por alto” si no se sigue este método. Determina objetivos: alcanzables, específicos, medibles, y plazo (tiempo para alcanzarlo). Analiza las características de la empresa, la forma en que pretendes alcanzar los objetivos planteados, y los pasos a seguir para lograrlo. Investiga el mercado: Pocos errores costarán tan caros como no tomar en cuenta las características del mercado y la competencia. Realiza un análisis de amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas. Estudia la viabilidad financiera: análisis de inversiones, cuenta de explotación prevista. Organización general del negocio, personal y sus funciones y tareas.Cuando la empresa ya está en marcha sirve como “hoja de ruta” que permite comprobar el rumbo y las desviaciones del negocio. Esto es de vital importancia a la hora de establecer las estrategias necesarias para corregirlas. No hay que olvidar que el primer paso para solucionar un problema es su correcta definición. Para otras personasEs la tarjeta de presentación tanto del negocio como del empresario. Las terceras personas son casi siempre: entidades financieras, organismos oficiales, socios o colaboradores. El plan de negocio demuestra a estas personas que la actividad está fundamentada, es viable, coherente, tiene futuro y está controlada. Por la tanto es imprescindible si se quiere solicitar cualquier tipo de colaboración o apoyo. Es, por lo tanto una herramienta más de marketing, importante para la imagen externa del negocio.Sirve de gran ayuda para la búsqueda de financiación, y en muchos casos es un elemento vital.En próximas colaboraciones iremos entrando más en detalle en esta poderosa herramienta.Javier Mtz de Baroja. Coach de negocios

Publicado por:

SPDG Managers