Gestion instalaciones deportivas

Eres miembro Entrar separador Nuevo Registrarse
Síguenos Twitter Facebook Google plus LinkedIn

CLAVES PARA SER COMPETITIVO EN EL FUTURO: INNOVACIÓN, FORTALEZA DE MARCA Y DIFERENCIACIÓN

24 de enero de 2007

El proceso de cambio sufrido ya por el otro tipo de empresas nos permite anticipar algunas de las cosas que van a pasar en un futuro muy cercano dentro de nuestro sector y que van a condicionar de una forma muy directa el funcionamiento de los centros de fitness/wellness.A continuación, vamos a comentar algunas de las tendencias que, según losmáximos expertos a nivel mundial, van a afectar al sector en el futuro:EXCESO DE OFERTA La mayoría de empresas de otros sectores se han acostumbrado a operar en condiciones en las que la oferta supera enormemente a la demanda: restaurantes, hoteles, agencias de viajes, inmobiliarias, automoción, etc. Esta es una ley lógica del mercado, ya que cuando alguiendetecta que hay una demanda no satisfecha monta una empresa para cubrir dicha necesidad, por lo que, al final, siempre la oferta supera a la demanda.Cuando esto ocurre, el cliente tiene muchas más opciones para escoger, porLo que los factores proximidad y precioadquieren todavía mayor relevancia.Por este motivo, la ubicación o localización del club es un tema estratégico detal importancia, tanto ahora como en un futuro. Los clubes que no estén bien ubicados deberán ser capaces de crear un concepto de negocio muy diferenciado y con un gran poder de atracción para que un cliente, que va a tener otros clubes más cerca, decida desplazarse hasta allí. El exceso de oferta hace que el cliente compare entre las diversas opciones y, si entiende que no hay grandes diferencias tomará la decisión en función del precio.En una situación así es conveniente igual que en la anterior circunstancia, tener elementos que nos hagan diferentes, así como poseer una marca fuerte y con un mensaje claro.Este aumento de la importancia del precio puede tentar a algunos clubes a bajar cuotas y a entrar en una “guerra de precios”. Eso es algo que debería evitarse, y que tiene un efecto muy negativo sobre los márgenes de beneficio y reduce enormemente la competitividad y la capacidad de mejora de la empresa. Antes de tomar esta decisión, es mejor iniciar políticas de reducción de costes o apostar por crear un concepto de negocio o una imagen de marca muy diferenciados.No cabe duda de que nos adentramos en la era de la innovación y, por ello, en la mayoría de foros y congresos empresariales, ésta se ha convertido en el tema de moda. La innovación ha desplazado a la calidad. Tener calidad ya no es suficiente, ya que en un mercado maduro, la mayoría de empresas ofrecen buenos niveles de calidad. Ahora lo imprescindible es innovar y diferenciarse. Eso sí, hay que moverse muy rápido si queremos sorprender almercado.TECNOLOGÍA Y AUTOSERVICIO En una época en la que existen máquinas para casi todo y en la que ya se han desarrollado, en Japón, robots que imitan perfectamente el movimiento del ser humano, no nos sorprenderá que esta tecnología entre de forma acelerada en los centros de fitness y simplifique muchos procesos que hoy en día dependen de personas. Este fenómeno nos va a obligar a buscar un equilibrio entre servicio y autoservicio. De hecho, muchas de las cosasque hacemos hoy en día se basan en el autoservicio generado por la tecnología: cajeros automáticos check-in en aeropuertos, operaciones bancarias por Internet, gasolineras, máquinas de vending, etc.En un sector en el que estamos acostumbrados a relacionar la calidad con un máximo de servicio en todos los puntos del club (recepción, salas de actividades, zona de aguas, etc.), vamos a tener que tomar decisiones importantes para ofrecer mucho servicio en algunos puntos y muy poco o ninguno en otros. En definitiva, vamos a tener que automatizar procesos dela escala de valor y eso va a ser posible con un uso inteligente de la tecnología.¿Por qué es tan importante la automatización? Porque cede protagonismo al cliente y hace que se involucre, pero principalmente porque supone un ahorroimportantísimo de costes, lo que es fundamental en un mercado en el que lacompetencia es abundante y tiene un buen nivel. Esto es lo que nos depara elfuturo próximo.CREACIÓN DE GRANDES OPERADORES No pasa más de uno o dos meses sin que oigamos que alguna cadena internacional de clubes de fitness ha sido adquirida por otra. El crecimiento de estas cadenas les aporta más potencia de marca y la ampliación de sus márgenes de beneficio, ya que sacan provecho de una economía de escalas cada vez mayor. El centro independiente se va a encontrar con una gran dificultad para competir con estos operadores que, además de tener unos márgenes de beneficio más altos, lo que les permite ajustar precios si es necesario, disponen de muchos recursos humanos y de un enorme “saber hacer” en diferentes áreas de la gestión: marketing, finanzas, negociación, etc. Además, estas cadenas tienen un fuerte poder de atracción para los buenos profesionales del sector, que ven en ellas una oportunidad para aprender y promocionarse profesionalmente.Es cierto que, si analizamos otros sectores, no siempre la compañía más grande es la más rentable. Por ejemplo, en automoción, la empresa más rentable hoy en día es Porsche, que no es ni mucho menos la más grande. Sin embargo, Porsche tiene un tamaño suficiente como para poder competir en ese sector y, lo más importante, ha sido capaz de crear un producto de gran valor, lo que le permite evitar la lucha de precios y operar con un amplio margen de beneficio. Estos beneficios son los que le permiten seguir innovando e invirtiendo en su imagen de marca.Otro ejemplo sería el del restaurante El Bulli, de Ferrán Adriá. Obviamente, no es la cadena más grande de restaurantes, pero igual que en el caso anterior, ha sido capaz de crear algo de gran valor, por lo que el cliente está dispuesto a pagar mucho dinero y eso le ha permitido operar con grandes márgenes y poder expandir la marca y aumentar su poder de atracción.En los dos casos anteriores, se ha ido a un producto de alto precio, pero también encontramos ejemplos en productos/servicios de gama media o incluso baja, que han conseguido aumentar sus márgenes gracias a una reducción de costes (a través de quitar valor que no era necesario o a través de la automatización), como son los casos de las aerolíneas de balo coste o los centros de fitness para mujeres Curves. Por lo que parece la competencia va a seguir aumentando y la velocidad de movimiento y la innovación van a ser cualidades indispensables para afrontar esta situación futura. El equipo directivo de los clubes va a tener que buscar estrategias para no reducir sus márgenes de beneficio, ya que eso es lo que da a la empresa capacidad de reacción y competitividad. Ser diferente y tener una marca fuerte serán dos armas fundamentales. La sociedad se va sofisticando y la utilidad y el precio de las cosas pierden valor, excepto cuando lo que uno compra le hace sentir especial o bien le aporta estatus. En el futuro próximo, los consumidores van a comparar constantemente el precio entre dos productos o servicios iguales, pero, al mismo tiempo van a estar dispuestos a pagar mucho más por algo similar, pero que les haga sentirse diferentes o simplemente mejor. ¿Estamos hablando del futuro o ya nos comportamos así? Tal vez el futuro ya está aquí.

Fuente: www.bodylifespain.com

Publicado por:

SPDG Managers